BENTLEY TRAE VELOCIDAD Y SOSTENIBILIDAD AL PIKES PEAK

El coche, conducido por el antiguo rey de la montaña, el neozelandés Rhys Millen, compitió en un recorrido que se acortó debido a la helada en la cima de la montaña, cruzando la línea de meta en 6:36,281 a pesar de sufrir un problema de motor al final. El tiempo fue lo suficientemente bueno como para vencer al resto de participantes centrados en la sostenibilidad, incluidos los vehículos totalmente eléctricos.

La nieve y el hielo cerca de la cima obligaron a bajar la línea de meta a 12,780 pies de altura (3.895 metros) en Patio del Diablo, lo que eliminó el último tercio del recorrido habitual y las posibilidades de establecer nuevos récords. Sin embargo, el Continental GT3 Pikes Peak, desarrollado por el equipo colaborador de Bentley, Fastr, Roger Clark Motorsport, M-Sport y Rhys Millen Racing, marcó un ritmo vertiginoso sobre los dos primeros, alcanzando el tercer y último sector 12 segundos antes que su rival más cercano. A pocas curvas del final, un problema de presión de sobrealimentación provocó la pérdida de 16 segundos, lo que hizo que Millen acabara segundo en su clase.

La participación de Bentley en el Pikes Peak 2021 ha sido la tercera de la compañía en los últimos años, después de récords exitosos tanto con el Bentayga especialmente preparado (récord de SUV de producción) como en el Continental GT (récord absoluto en la categoría de producción). También marca el inicio de un programa de combustibles renovables a largo plazo que tiene el objetivo final de poder ofrecer combustibles genuinamente sostenibles a los clientes de Bentley.

El proyecto PPIHC 2021 de Bentley también marca el inicio de un nuevo enfoque en la sostenibilidad para el departamento de deportes de motor de Bentley, con cada área de Bentley ahora concentrada en entregar la estrategia Beyond100 de la marca para transformarse en la empresa líder mundial en movilidad de lujo sostenible.