TRACK DAY EN CALAFAT CON BENTLEY BARCELONA

La jornada dio comienzo con una formación impartida por nuestros instructores y pilotos, que a modo teórico en el aula del circuito explicaron a los allí presentes como se debe rodar en un circuito, algo que dista bastante de cómo se conduce en carretera. Tras la clase teórica, llegó el momento de ponerse al volante de sus Bentley para llevar a cabo una prueba de aceleración con frenada y esquiva, con la fiel intención de enseñarles que es posible lleva a cabo esta maniobra que puede evitar una colisión o un atropello a una velocidad elevada.

El momento más importante fue cuando nuestros clientes entraron a rodar por el circuito de Calafat, acompañados de los pilotos para poner a prueba todo lo que les habían explicado, lo que, sin duda, mejoraría su experiencia en un trazado exigente como lo es este circuito que es muy técnico.

Estas experiencias llevadas a cabo por Bentley Barcelona son una iniciativa para que los propietarios de Bentley disfruten de las prestaciones de sus coches en un entorno seguro como lo es un circuito, a la vez que para aprender nuevas o mejorar técnicas de conducción.